Profesor de historia 2023: interino vs oposiciones

Ejercer la docencia en historia es una labor sumamente importante, pues se piensa el presente en relación al pasado. Podemos establecer dos tipos de profesor de historia: interino vs oposiciones. Esta clasificación corresponde al estatus que tiene el profesor en la administración pública, es decir, si tiene una plaza o no. 

En este artículo, te decimos los pros y los contras de estas dos formas de ejercer la docencia en historia.

Qué es un profesor

Después de la familia nuestro segundo pilar de educación es la escuela, en este lugar conocemos a los profesores. Ellos son una figura de autoridad en el aula y las personas que guían nuestro conocimiento.

Un profesor es aquella persona que explica contenidos a partir de prácticas de enseñanza-aprendizaje. Existen muchísimos tipos de profesores y diversas maneras de clasificarlos. En las siguientes líneas te hablaremos de los profesores interinos y los profesores opositores. 

Qué es un profesor interino

Un profesor interino es quien realiza un trabajo de sustitución en un instituto de secundaria por un tiempo determinado. Su función es sustituir a otro docente por bajas ordinarias y extraordinarias. 

Son las personas que reemplazan al profesor del curso en caso de ausencia por razones médicas o de otro tipo. La lista de motivos por los que se requiere la presencia de un interino es larga. Las causas más comunes son: por baja de maternidad, enfermedad  y reposo médico corto y/o extenso.

A este tipo de profesor también se le puede denominar “profesor viajero”, debido a que carece de plaza. Debe estar moviéndose de residencia constantemente y lo máximo que puede durar en un trabajo son 8 meses. 

Las labores a realizar por un interino varían dependiendo del momento del lapso escolar en el que llegue. A continuación, te hablamos sobre los pros y contras de este tipo de docencia.

Pros y contras de ser profesor interino

Ser un profesor interino requiere de mucha flexibilidad para amoldarse rápidamente a nuevos proyectos. También se necesita trabajar constante en el desarrollo de material didáctico. Además, se requiere una gran capacidad pedagógica para ejercer de manera satisfactoria. 

La preparación de material didáctico y programación varía dependiendo del avance que tengan en el curso cuando se llega como interino. Si te incorporas en las primeras semanas del curso escolar, entonces serás el responsable total de preparar el material. Debes realizar la planificación y programación docente y ejecutar los cambios que sean necesarios conforme al alumnado que tengas.

Si tu llegada es a mitad o final del lapso escolar, lo que se recomienda es contactar con el docente encargado y ponerse al día. Es importante ponerse al tanto de las rutinas que se siguen en el aula. También  resulta ideal conocer la manera habitual en que se abordan los contenidos.

Es muy importante poner atención a las necesidades educativas que puedan haber en el curso. Con esto se hace referencia a las atenciones específicas que tengan algunos estudiantes. No tengas miedo de preguntar lo que puede parecer obvio o informarte sobre situaciones especiales.

Puede ser que en un aula haya quienes necesitan adaptaciones, refuerzo y apoyo. Este tipo de información se consigue con tu colega inmediato y compañeros de trabajo.

Requisitos para ser Profesor Interino

Los requisitos legales que debes tener vigentes si estás a la espera de una llamada son los siguientes:

  • Documento nacional de identidad (DNI).
  • Número de seguridad social.
  • Certificado de delitos sexuales.
  • Certificado médico.
  • Título universitario.
  • Número de cuenta bancaria.

Esta lista se ha hecho tomando como referencia los requerimientos para Andalucía. Es posible que en otros lugares de España te pidan otros requisitos adicionales, pero los ya mencionados son documentos básicos.

En cuanto al sueldo, el oficio de un interino se remunera de manera particular. Esto marca la principal desventaja de este tipo de ejercicio docente. Los profesores interinos no gozan de los pagos de verano. Sin embargo, reciben un pago completo de funcionario de carrera mientras cumplan con el trabajo de sustitución.

La preparación de un interino no es solo la formación pedagógica y didáctica, sino una versatilidad para afrontar retos continuamente. Se requiere una disposición mental para organizar una rutina nueva al momento de ser contratado luego de una espera prolongada. Además, se debe tener habilidad, valentía e ingenio para abordar a un grupo de alumnos nuevos cada cierto tiempo. 

Qué es un profesor opositor (o con plaza fija)

profesor de historia interino vs oposiciones

La demanda de oposiciones para optar a una plaza de la administración pública ha aumentado en los últimos años. Muchas personas que trabajaban de manera independiente ahora buscan obtener los beneficios que brinda ser un funcionario público.

Un profesor opositor de cualquier asignatura es aquel que ha aprobado exitosamente todas las pruebas para obtener una plaza. Este nivel laboral implica dictar clases de manera continua en jornadas diarias de 8 horas. Además, ser profesor opositor de historia implica cumplir con otros quehaceres que a continuación te contamos. 

Pros y contras de ser Profesor opositor

Ser un profesor opositor de Historia requiere un conocimiento integral para hacerse entender durante una clase. Esto supone manejar muy bien los contenidos y contar con herramientas pedagógicas que garanticen el aprendizaje de los estudiantes. 

Presentar la oposición y convertirse en profesor en el área académica, cualquiera sea la materia, representa beneficios laborales. Primero que nada, obtienes un trabajo fijo y seguro con gran flexibilidad en la jornada laboral. La cantidad de horas que debes trabajar al día son pocas y cuentas con fines de semana y días festivos libres. 

A diferencia de los profesores interinos, y esto es una gran ventaja, recibes pagos en vacaciones. Además, tienes la oportunidad de ascender en tu profesión y conseguir puestos con mejores beneficios. 

Sin embargo, para llegar a ser profesor opositor debes pasar por un proceso que puede ser complicado. Para obtener una plaza debes opositar, lo que supone pasar por una serie de pruebas y superarlas. Esto implica estudiar todos los contenidos correspondientes a los cursos de Historia para presentar un examen escrito y una programación didáctica. 

El proceso de preparación para participar en dichas pruebas puede ser engorroso si no se cuenta con las estrategias necesarias. Por eso, muchos profesores opositores optaron en su proceso de estudio por academias de oposiciones para obtener sus plazas. En ellas se dan las herramientas necesarias para garantizar tu éxito en cada una de las evaluaciones. 

Como vimos, ejercer la docencia ya sea en calidad de profesor interino o de profesor opositor implica ciertos sacrificios. Sin embargo, también te da gran cantidad de beneficios y la oportunidad de desarrollarte profesionalmente. El puesto más adecuado para ti depende de lo que creas conveniente según tus intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.